Las Crónicas de El Gráfico

1932. BOCA FESTEJA EL CAMPEONATO EN RIVER

El 6 de Enero de 1932, con un brillante triunfo sobre River 3-0, terminó Boca la campaña en que ganó el título de campeón 1931, el primero profesional. Las fotos, la crónica y las estadísticas del Torneo.

Por Redacción EG ·

06 de enero de 2019
Imagen

 

 

 

Enorme público llenó las tribunas de River Plate, atraídos por la tradicional rivalidad de los contendores. En la calle había una guardia de bomberos dispuestos para entrar en acción a la menor tentativa de alterar el orden. Parece que las mangueras infunden respeto. 

Imagen El avance de Cherro atrae a varios defensores, obstinados en despojarlo de la pelota, lo que finalmente consiguen Juan Carlos Iribarren y Balvidares.
El avance de Cherro atrae a varios defensores, obstinados en despojarlo de la pelota, lo que finalmente consiguen Juan Carlos Iribarren y Balvidares.
 

Boca obtuvo los tres tantos en el primer tiempo por intermedio de Alberino, Mutis y Varallo. Esos contrastes desconcertaron al team local que sólo consiguió asediar a la defensa boquense en el último cuarto de hora

El score por tres a cero porque vencieron los visitantes, es la justa expresión de lo que fue el match. En la Boca se festejó largamente la victoria, por la significación que ella tenía, quedando en evidencia que lo xeneizes también saben ganar sin Bidoglio.
Imagen Boca lleva un ataque por el ala izquierda. Cherro acaba de hacerle un pase a Alberino que se deja aventajar por Peucelle, que ha ido en ayuda de su defensa.
Boca lleva un ataque por el ala izquierda. Cherro acaba de hacerle un pase a Alberino que se deja aventajar por Peucelle, que ha ido en ayuda de su defensa.


RIVER 0

BOCA 3. 16’ Alberino, 34’ Mutis y 42’ Varallo

Jugado el miércoles 6 de Enero de 1932 en el estadio de River Plate (Tagle y Alcorta). Inicio del partido: 17.40 hs. Juez: Valdatta

RIVER: Poggi; Baldivares e Iribarren; Artel, Dañil y Malazzo; Peucelle, Marassi, P.Lago, Locassso y J.C.Lagos.

BOCA: Fossati, Dedovich y Mutis; J. Evaristo, Silenzi y A. Suárez; Nardini, Tarasconi, Varallo, Cherro y Alberino.

Imagen Poggi, guardavalla de River, abandona el arco para cortar el centro. Poca suerte tuvo este jugador. Le marcaron el segundo tanto con un tiro libre hecho desde 45 metros de distancia.
Poggi, guardavalla de River, abandona el arco para cortar el centro. Poca suerte tuvo este jugador. Le marcaron el segundo tanto con un tiro libre hecho desde 45 metros de distancia.
El triunfo de Boca Juniors en el primer campeonato de fútbol profesional significa simultáneamente el triunfo de la lógica. Ganó este certamen el ¨team de la época¨, más autorizado que ningún otro, por eso mismo, para lucir su nombre en el capítulo histórico que constituirá la iniciación del profesionalismo en el deporte popular.

Aparte de estos méritos, acumulados a través de sus campañas anteriores, Boca Juniors se presentó durante todo el campeonato, ya desde su iniciación, como el cuadro más indicado para adjudicarse el título.

La regularidad de sus actuaciones, el poderío del conjunto y la adhesión popular derivada  de sus mismos valores, lo presentaban como el team que, al ganar, consagraría un pensamiento unánime. Todos creían en la victoria final de Boca Juniors, como lo prueba el hecho de que solamente hacia su equipo se dirigiera la mirada celosa de quienes se sentían con capacidad para arrebatarle la vanguardia. Quizá no haya sido la de este año una campaña tan brillante como la de otros, pero también es cierto que la depuración lograda por el profesionalismo aumentó el poderío de todos los participantes, permitiendo prever que el campeón, cualquiera fuese, lograría su título por escaso margen.

Al reconocer que ha sido ganado el campeonato oficial de la Liga Argentina de Football por un conjunto digno de ostentar esa distinción, cúmplenos felicitar a los representantes del Club Boca Juniors y a la institución que se enorgullece merecidamente con la gran victoria alcanzada.

Imagen Varallo señala el tercer tanto de Boca con un fuerte shot después de brillante esfuerzo. Fue un goal justamente celebrado por sus parciales.
Varallo señala el tercer tanto de Boca con un fuerte shot después de brillante esfuerzo. Fue un goal justamente celebrado por sus parciales.
Imagen Lago penetra en la defensa contraria, gambetea a Dedovich y arremete hacia el arco, obligando al arquero Fosatti a abandonar su puesto para alejar el peligro. Juan Evaristo llega en ayuda de su compañero, y Mutis permanece a la expectativa.
Lago penetra en la defensa contraria, gambetea a Dedovich y arremete hacia el arco, obligando al arquero Fosatti a abandonar su puesto para alejar el peligro. Juan Evaristo llega en ayuda de su compañero, y Mutis permanece a la expectativa.
Imagen Peucelle , el hombre más peligroso de la línea ligera de River, es detenido por Mutis.
Peucelle , el hombre más peligroso de la línea ligera de River, es detenido por Mutis.
En el público existe el deseo constante de que caigan los vencedores eternos, los campeones obligados, batidos por fuerzas nuevas.

Esta ambición de innovaciones se hizo más acentuada que nunca durante la disputa del primer campeonato de fútbol profesional, quizá porque se la creyó más cerca de la realidad.

El hecho de que, para intervenir con probabilidades, los clubs modestos reforzaran sus equipos, y el registro de algunos scores inesperados dieron al certamen un interés mantenido casi hasta su finalización.

Ha terminado ya. Y, contra los deseos de quienes se manifiestan adversarios de la rutina, vemos en las posiciones de vanguardia a los cuadros de siempre, a los representantes de "la clase": Boca Juniors, San Lorenzo de Almagro, Estudiantes de La Plata, River Plate, Independiente, Racing...

Son justamente los seis equipos más populares y seis de los clubs más fuertes que militan en la Liga Argentina. Puede reconocerse que los demás han colaborado eficientemente para que el torneo alcanzara pleno éxito, y que más de uno ha finalizado conformándose, si no con la posición definitiva, con el recuerdo de algunos triunfos que ocasionalmente tuvieron gran resonancia.

Todo eso, durante la disputa del campeonato. Pero, al final, ni novedades, ni innovaciones, ni sorpresas, ni revelaciones : Boca, San Lorenzo, Estudiantes, River, Independiente, Racing...

CONSTANCIO VIGIL (Director de El Gráfico)
Imagen Lámina aparecida en El Gráfico del campeón 1931. De pie, de izquierda a derecha: J. Evaristo, Bidoglio, Fosatti, Mutis, Silenzi y Suárez. Agachados: Nardini, Tarasconi, Varallo, Cherro y Alberino.
Lámina aparecida en El Gráfico del campeón 1931. De pie, de izquierda a derecha: J. Evaristo, Bidoglio, Fosatti, Mutis, Silenzi y Suárez. Agachados: Nardini, Tarasconi, Varallo, Cherro y Alberino.
Imagen Gráfico publicado en el revista el 9 de Enero de 1932
Gráfico publicado en el revista el 9 de Enero de 1932